Yearly Archives - 2014

Con dinero público

A decir verdad, esto es lo normal: que la gente se pare por la calle y charle contigo animosamente. Eres el sacerdote de su barrio. Es el 99% de los casos; es la alegría de un barrio que busca relaciones fraternas, cordiales y alegres. Pero hay un otro 1%. Usaré dos ejemplos. El otro día paseaba cerca de la torre negra. Como siempre, como cada día. Me abordó un sujeto de mediana edad, buena pinta: formal. “¿Le puedo decir algo?”, [...]

Leer más...

Políticos que roban

Políticos que roban. Y no sólo ellos. Pensemos en la monarquía o en el mundo de la farándula. También roban. Derecha, izquierda, arriba y abajo: la mano a la saca. Podemos, debemos y sabemos: más de lo mismo. Nuestro país es el escenario perfecto de atentados contra el séptimo mandamiento: no robarás. Eso de ser honrado parece cosa de viejos, y sin embargo lo contrario enfada. O sea: que nos molesta mucho que roben. Solo faltaría: yo dejándome el [...]

Leer más...

Excálibur, Ébola, Dios y Santiago

Decir Escálibur es suficiente para reconocer Ébola. En este cocido hay, no obstante, más ingredientes, como Dios y Santiago. A ellos les dio gracia la famosa enfermera enferma. Dejo para otros blogs los otros mil condimentos que sazonan este mejunje: administración pública, responsabilidades e irresponsabilidades y otras muchas consecuencias políticas, que aunque me pudieran llegar a interesar, no son de mi incumbencia. Ébola: enfermedad mortal altamente contagiosa que causa la muerte, por lo que se ve, muy especialmente entre los [...]

Leer más...

Bautizar con cerveza o ingresar plumas de pavo

¿Te imaginas que un día vas al banco a hacer un ingreso y en vez de dinero llevas plumas de pavo? O chatarra, un montón de chatarra que hace imposible que entres a la sede bancaria porque suenan todas las alarmas. Imposible, ¿verdad? Cada cosa tiene su forma de realizarse. Ronaldo no salta al campo vestido de frac, ni el presidente de un partido político al parlamento con pantalón del Girondins de Burdeos. Esto podría parecer un puro convencionalismo social, [...]

Leer más...

Soy celíaco, y Cristiano

Hola soy Alejandro vivo en el Ensanche de Vallecas mi Parroquia es Santa María de Nazaret. Hace 3 años me diagnosticaron la enfermedad celíaca (celiaquía). En Junio tome la Primera Comunión, y en mi Parroquia del Ensanche de Vallecas lo tenían todo preparado para que yo, que soy celíaco, la pudiera tomar. Desde entonces todos los domingos que voy a Misa puedo tomar la Comunión ya que tienen formas especiales para celíacos. Siempre me dan a mi primero la Forma, y lo hace [...]

Leer más...

La procesión va por dentro: La Virgen de la Torre

No hay duda de que todo vallecano lleva a un inconformista dentro. Sí. Es una característica de esta Vallecas nuestra: no nos conformamos. Y si en Ensanche de Vallecas está sucio, lo diremos cuantas veces sea necesario con la esperanza de que un día nuestras calles sean tan limpias como deseamos. Tampoco nos satisfacen los olores de Valdemingomez: y lo decimos. El vallecano, con razón o sin ella, no se calla. Lo llevamos en la sangre. Lo que a mí [...]

Leer más...

La parroquia de la Gavia: tu lugar de paz

Cuando uno ve las calles de Kiev, Siria, Irak, y ve los enfrentamientos entre hermanos únicamente con el deseo de alcanzar el poder, me viene a la cabeza la imagen de tres sacerdotes en medio del fragor de la batalla pidiendo la reconciliación entre los hombres, veo al sacerdote que confiesa y hace presente la misericordia de Dios, y pienso que en estas instantáneas se hace realidad el “sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto”. Realmente hay hombres y [...]

Leer más...

La Torre Negra del Ensanche de Vallecas

La torre negra del Ensanche de Vallecas. Todos la critican. O casi todos. Dicen como pidiendo perdón: vivo junto a la torre negra. O incluso: vivo en la torre negra. Otros, para ayudarte a llegar al Mercadona, te dicen: mire usted, está justo antes de llegar a la torre negra. O incluso para coger la vía de servicio de la A-3 dirección Madrid, nuevamente hacen referencia al gigante opaco que ocupa la esquina de nuestro Ensanche. Después de todo, la [...]

Leer más...

Con dos, y por la iglesia

Casarse con dos… y por la Iglesia. Pero no una detrás de otra; las dos a la vez. O los dos a la vez, según los casos. ¿Te imaginas? Cuando se habla del celibato -eso de que los curas no se casen- todo el mundo se hace eco de la infeliz vida de quien, por lo que sea, acabó desponsándose con una mujer y abandonado su camino sacerdotal. Nunca preguntan a quien vive feliz, entregado, quizá porque piensan que quien [...]

Leer más...

Creer… ¿en la libertad de iniciativa?

Esto es lo que se llama entrar al quite. Y con gusto. Con mucho gusto. Ayer lo hizo nosequé torero en las Ventas; entró al quite para evitar la cornada al monosabio. Hoy ponemos nosotros el capote para intentar que alguno deje de cornear –es imposible, es ideología- una empresa que es justa y adecuada. Están construyendo tres bloques de edificios en el ensanche. Uno enfrente del Factory. Otros dos junto a la gran vía del Sudeste. ¿Cuántas voces se [...]

Leer más...