¿Reina Maga? ¡Cleopatro!

Volver al Blog

¿Reina Maga? ¡Cleopatro!

Que haya alguien que se devane los sesos en pensar e incluso parir la idea de que haya una reina maga en el desfile de nuestro querido puente de Vallecas, es sólo comparable a que alguien se indignara con que haya una exposición -1.7 millones de euros- dedicada a Cleopatra.

Es como si uno se sintiera molesto porque dediquen toda la sala de exposiciones del canal a una mujer, y en contraataque comenzaran a montar otra en Colón que llevara por título… ¡Cleopatro!  Eso: Cleopatro, que se lió con Julia Cesar , tristemente asesinado por su hija Bruta en un momento delicado de la imperia romana… ¿Qué está pasando? Tu quoque filia mea.

La controversia de la reina maga va más allá de un deseo noble de igualdad: en realidad es un velado juicio sobre la historia y sobre el presente. El problema, y no es pequeño, es que se ha llegado a la conclusión de que toda referencia a sólo varones -los magos de oriente- es necesariamente machista.  Pues si es así, un monográfico a Cleopatra es feminista del malo, y conviene que nuestros parlamentarios dediquen tiempo a reflexionar sobre el asunto.

A hombres y mujeres nos hace bien ser normales, y dedicar el tiempo y el dinero a lo que merece la pena. El único motivo por el cual una tradición de siglos ha identificado a los Magos con Melchor, Gaspar y Baltasar es este: todas las razas -hombres y mujeres- van al portal de Belén, hogar humilde del que nadie queda fuera. También las mujeres: no en vano, la figura más importante de ese escenario es la Virgen María. Ella y el niño. Los dos.

A mí, la verdad, me importa muy poco que haya una reina maga en el desfile… en serio, como si quieren vaciar el mundo del gordito afable del gorro rojo y llenarlo de mamás Noeles que han de ser, eso sí, barrigudas pero sin barba. Porque esa es otra, y eso si que es sexista y machista: mientras que Papá Noel aparece bien gordo y pertrechado para los fríos polares, las Mamás Noeles van tan escasamente vestidas -y mortalmente utilizadas- que fallecerían en el más suave de los inviernos.

Me preocupa, no obstante, que alguien gaste su tiempo pensando que iniciativas como esta de la reina maga dignifican a la mujer o aportan algo a la sociedad.  Eso sí que da que pensar del tenor intelectual -e ideológico- de quienes mandan.

Compartir este post

Comentarios (2)

  • maria Contestar

    Te deseamos todo lo mejor, y que sigas con tu magnifica labor.Escribes de maravilla con un sentido del humor fino y elegante…. y además tienes razón. solamente con que hubieran comparado la crisis de refugiados con lo que sucede en la historia de Jesús…en fin…..Todo muy cansado….
    Un abrazo enorme
    Los Cattarini Esteban

    29 diciembre, 2015 at 10:02 am
  • Domingo Contestar

    Esto del género pesa cada día más. Es decir se hace cada día más pesado.
    Nunca hubo problemas para entender que si digo que los hombres son omniboros, todo el mundo entienda que los hombres son omniboros. Y si tengo que decir que los hombres y las mujeres son omniboros pues, que quieren que les diga, es un retroceso de catetos y analfabetos que retuercen la mano al lenguaje.
    Parece mentira que se confunda el género con la especie. Y esto después de tenenr un idioma tan rico en matices y disponer de tanta información en el siglo XXI. Aunque no estoy seguro de que cuando una civilizacion borra su pasado y su lenguaje no haya comenzado un declive imparable.
    Porque la riqueza del lenguaje es la mayor conquista del ser humano, que coincide con los planes del Creador que nos envió la Palabra y se hizo hombre.
    Renunciar a la palabra, retorcer el significado de las mismas, es manipular al individuo, sea varón o mujer.
    ¿o quizás no sea de catetos? Alguien tiene algún interés en todo esto.

    7 enero, 2016 at 7:06 pm

Responder a maria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al Blog