En tiempo de elecciones…

Volver al Blog

En tiempo de elecciones…

Imagino que cualquiera está legitimado para decir que en tiempo de elecciones, él vota a quien le de la gana. Imagino igualmente, que gran parte del secreto de la democracia está en eso, en que cada uno puede votar libremente a quien considera más oportuno.

Ahora bien, si existiera un partido político de inspiración nazi, por ejemplo, podríamos concluir que por mucha libertad que hubiera, no sería oportuno darles nuestro apoyo. Una ideología sectaria, asesina y fascista no parece ser el horizonte más adecuado para le progreso.

Igualmente, si existiera una opción que promoviera la justicia social, el bien común, la opción preferente por los necesitados y el crecimiento equilibrado de la economía, quizá sería la que cautivara nuestra intención de voto.

Se trata, por tanto, de elegir lo mejor.

Pero yo no quiero hablar de política, sino del ensanche de vallecas, donde la cuestión es exactamente la misma: ¿qué es lo mejor para el barrio de la Gavia, para el entorno del más grande centro comercial de Madrid?

Lo que necesita el Ensanche es una parroquia. Santa María de Nazaret es su nombre. Llevamos 2 años haciendo uso de locales prestados. Dos años de servicio al barrio, con una media de 1000 euros gastados al mes en ayudas a facturas no pagadas, hijos que no podían acceder al comedor de la escuela, situaciones de paro límite… y eso por no hablar del bien espiritual. Centenares de conversaciones para dar ánimo al que lo pasa mal, una mano a quién se ve caído, y una esperanza al que se sabe apagado.

¿Que hace falta una escuela pública, un ambulatorio o una biblioteca? ¡Bien lo sé yo, que me tengo que ir a leer a villa de vallecas y aún sigo en el ambulatorio de mi antiguo barrio, porque no me vale la pena cambiarme!…

La parroquia la pagarán sus fieles, porque quieren, porque nos quieren. Y porque venimos haciéndolo bien -muy bien- en estos dos años. No sé si se puede decir que nadie ha hecho más por el ensanche que nosotros; lo que sí sé con certeza es que hemos hecho mucho. Y estamos muy contentos por ello: porque los rostros y las palabras de agradecimiento de tantísmos compensan el esfuerzo que está robando nuestro tiempo y nuestras vidas. ¡Bendito esfuerzo este de poder serviros en el Ensanche!

Es verdad: estamos muy contentos. De poder estar con vosotros, de poder construir una parroquia y de poder levantar una vida llena de ilusión y entusiasmo junto a vuestras familias.

Construiremos un templo para en ensanche. Y un centro social que dé cohesión a este barrio nuestro. Y demostraremos a todo Madrid que el sol sale por el Ensanche. Tan grande es nuestra luz. Mucho más.

Compartir este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al Blog